Saturday, March 30, 2019

Los que creen en un dios creador no pueden tener verdadera fe en Amida Buda

traducido del inglés por Juan Sebastián Hincapié Arana

En los subcapítulos anteriores expliqué y contrarresté la visión eternalista de un dios creador supremo, y haré lo mismo con las opiniones falsas sobre el Buda Amida y su Tierra Pura en la segunda parte de este libro. Pero antes de terminar la primera parte, deseo presentarles mis respuestas a una pregunta muy importante planteada por un amigo del Dharma en relación con este tema.

Pregunta[1]:
"Muchas personas que terminan en el budismo Shin aquí en Occidente tienen muchos conceptos vestigiales de nuestros antecedentes de religiones abrahámicas –hayan sido "creyentes" o no- y llevan estas ideas vestigiales con ellos una vez comienzan su camino como budistas. Algunos no hacen esto, por supuesto, especialmente los que tienen una disposición seria para el estudio de las enseñanzas y consideran importante aprender lo que el Budha shakyamuni realmente enseñó. Pero por lo que sabes por tu tiempo tanto en el Zen como en sanghas del budismo Shin, tal estudio a menudo no es el enfoque principal, ni siquiera de la manera como lo es en las escuelas Teravada y las sanghas budistas tibetanas. Entonces, en tu opinión, basado en tu propia lectura y contemplación, ¿es posible para una persona ignorante, pero bien intencionada llegar a establecerse en shinjin (fe asentada) si él/ella nunca ha estudiado realmente el tema[2], y tiene Algunas ideas eternalistas mezcladas en su flujo mental? O ¿acaso es la presencia de tales pensamientos un obstáculo kármico que requiere ser tratado y removido antes de que la persona pueda recibir el regalo de la Fe  de Amida?

Respuesta:
Yo pienso que eso depende de cuán importante sea el peso del eternalismo dentro de su corriente-mental. La mayoría de personas nacidas en el mundo de hoy, y especialmente aquellos que nacen en un contexto Judeo-Cristiano, poseen una información básica sobre la idea de un dios-creador, pero hago una diferencia en la manera en que reaccionan a ello, especialmente si se hacen llamar seguidores de la escuela Jodo Shinshu.

Algunos realmente no les importa mucho-si este dios creador existe o no-puesto que no lo encuentran importante, y por ende, no ocupa mucho espacio en sus mentes, mientras que otros si les importa, por lo que si ocupa un espacio importante en su mente.

Ambas categorías de personas pueden decir que confían en Amida, pero dudo que aquellos en la segunda categoría tengan una fe genuina. Si para la primera categoría el “dios creador” es solo una información con la cual prefieren no lidiar o no les interesa, para la segunda categoría claramente se trata de una presencia con repercusiones conscientes o inconscientes para ellos. Creo que para los segundos Amida es automáticamente percibido como este dios-creador, y de acuerdo con mi experiencia la mayoría de ellos incluso consideran a Amida como una criatura superior que de alguna manera es inferior a dios.

Pero no importa como sitúen a Amida en relación con este dios-creador, su apego a la idea de dios es la clave para comprenderlos. Este apego, en mi opinión, es un impedimento para un auténtico Shinjin, lo cual no es el caso para la primera categoría.

Las personas en la primera categoría, luego de escuchar la explicación Budista pueden dejar ir fácilmente la idea de un dios-creador, incluso si hasta el momento no sabían que debían de abandonarla, pero aquellos en la segunda categoría van a combatir la explicación e intentarán defenderla.

Por supuesto, no podemos saber a ciencia cierta que sucede dentro de nuestro corazón y solo Amida conoce si uno realmente tiene Shinjin o no, pero también podemos decir que las personas son como árboles y pueden ser conocidas por sus acciones, en nuestro caso por sus reacciones.

De la misma forma en que una persona que niega la existencia del Buda Amida definitivamente no tiene posibilidad de tener fe en Él, aquel que tenazmente se aferra a la idea de un dios-creador, no puede realmente tener encomendarse al Buda Amida como salvador supremo. También, como dije anteriormente, quien esta mental y espiritualmente apegado a la idea de un dios-creador va a relacionar, consciente o inconscientemente, al Buda Amida con este dios-creador, y va a creer a su vez que Amida es una criatura-una creación de este dios…
No es una coincidencia que tengamos una explicación hecha por el Buda Shakyamuni hecha en términos humanos, de quien es un Buda, quien es Amida, y que es su Tierra Pura. Igualmente - y esto es extremadamente importante - en el voto primordial se nos dice que nos encomendemos y confiemos, que tengamos fe en el Buda Amida-lo cual significa SOLO en el Buda Amida.
Tener fe en el Buda Amida significa aceptarlo a Él como único y supremo salvador, pero cuando nos aferramos a la idea de un dios-creador, esto también es una expresión de fe, la cual es dirigida a  ese dios. Aceptar la existencia de un dios-creador, o del Buda Amida, o cualquier figura divina no es un hecho científico pero un asunto de fe. Por lo tanto si escuchando la enseñanza del Buda Shakyamuni a cerca de la no existencia de un dios-creador algunos reaccionan agresivamente o intentan resistirla o incluso tratan de negarla, esto es una indicación de que realmente tienen fe en ese dios-creador.
Su misma resistencia es una expresión de su fe errónea. Aquellos que dicen haber recibido shinjin (fe en Amida) pero se aferran a la idea de un dios-creador, de hecho tienen fe en un dios-creador, y una falsa y no consolidada (no asentada) fe en Amida.

Esta es mi opinión, la cual proviene no solo de mi contemplación de este asunto o de mis lecturas, sino que viene de mi experiencia como sacerdote y mi encuentro cara a cara con tales individuos.

Me preguntaste, "¿cuál es la comprensión mínima necesaria del Dharma del Buda que una persona DEBE tener para recibir El regalo de  la fe de Amida?”

No puedo hacer una lista completa y no puedo relacionarme con cada situación particular y con cada persona, pero puedo decir que se nos debe ayudar  a tener una mínima visión dhármica del mundo, por lo que una persona debe entender en términos sencillos lo que es el  karma (karma y la idea de un dios creador no pueden realmente coexistir, como expliqué en mis subcapítulos anteriores sobre este tema), lo que es el renacimiento como verdadero fenómeno lleno de insatisfacción constante, y que la verdadera Libertad (los Budas pueden ser explicados como verdaderamente Libres, teniendo compasión perfecta) de estos nacimientos y muertes repetidos es algo que él/ella debería desear ... y para que esta libertad venga rápida y ciertamente, uno necesita aceptar la mano amiga de Amida, como el único  y verdadero-Salvador.

Incluso una persona analfabeta puede tener una comprensión  mínima del karma, renacimiento (que puede explicarse en términos de la vida después de la muerte en varias formas), y de Amida Buddha como una Supremo Libre que manifestó un mundo / reino perfecto donde podemos aspirar a ir después de la muerte y convertirnos nosotros en Personas Libres (Budas) para luego regresar con el objetivo de salvar a los que amamos.

Podemos preguntarnos, si no consideramos que Shakyamuni sea el Maestro supremo que todo lo sabe en el universo (Maestro de todos los seres seres humanos, incluidos dioses y hombres), si pensamos que el Buda puede estar acertado en algunos asuntos e incorrecto en otros, como en su negación de la existencia de un dios creador supremo, entonces, ¿cómo podemos escucharlo con una mente y corazón abiertos  y aceptar su enseñanza sobre Amida Buddha de El Sutra grande (El Sutra de la vida infinita)?
Si Shakyamuni estaba equivocado en una sola cosa, entonces, ¿cómo podemos saber que Él no estaba mal cuando enseñó acerca de Amida y su tierra pura? Nosotros debemos recordar que Shakyamuni nos instó a aceptar sus enseñanzas sobre el Buda Amida con fe, y de que se trata de la enseñanza más difícil de aceptar por fe, entonces ¿cómo podemos hacer esto si no consideramos al Buda Shakyamuni como infalible en sabiduría? Realmente, o el Dharma entero de Shakyamuni debe ser cien por ciento verdadero o no lo es en lo absoluto.

Las personas no-iluminadas (no-Budas) que se llaman a sí mismos discípulos del Buda, no pueden, escoger por preferencias lo que les gusta y descartar lo que no les agrade de las enseñanzas del Buda. Todas las doctrinas budistas están interrelacionadas, y si uno le añade un elemento extraño, como por ejemplo, un llamado “dios-creador” todo el sistema budista queda por ende irreconocible. El Karma y la enseñanza sobre el Buda y la naturaleza Búdica no pueden coexistir con la idea de un dios-creador eterno y supremo.
Así, antes de encomendarnos al Buda Amida, debemos primero ser auténticos discípulos del Buda Shakyamuni y aceptar de lleno Sus enseñanzas y explicaciones sobre el Samsara.





[1]Esta pregunta fue enviada a mí por Paul Roberts (Líder y profesor de la  sangha virtual True  Shin Buddhism Blogspot, mencionada  a continuación en el enlace de abajo) la conversación completa puede ser consultada aquí:
https://groups.yahoo.com/neo/groups/true_shin_buddhism/conversations/messages/7005
[2] El tema mencionado aquí es el del eternalismo que asume la existencia de un ser todo poderoso-creador que esta eternamente presente.

0 comentarii:

NEW poems by Gansen John Welch